Educación Mediática: matar al mensajero

emPodemos sabe que no servirá de nada en esta “legislatura interruptus” salir con lo de crear la asignatura de Educación Mediática y también con lo de controlar la expansión por absorción de los grandes medios. La semana pasada fue la comidilla en esta suerte de informaciones sesgadas que la política nos ofrece a diario, tratando, de facto, a los ciudadanos como menores de edad.

Efectivamente, se puso el grito en el cielo porque estos rojos de Podemos se atrevían a tocar la estructura de los medios de comunicación en España y evitar la concentración y, por lo tanto, las máquinas de poder. Además, se  atrevían a pedir que los futuros votantes de pleno derecho adquirieran herramientas mentales en su educación obligatoria mediante la creación de la asignatura de “Educación Mediática”. Finalmente, apostaban por la creación de un Consejo Audiovisual Nacional, al estilo, por ejemplo, del existente en Andalucía, con poderes y capacidades ejecutivas.

Todo fueron llamaradas de furor hacia estos recién llegados que odian la corbata. Cuando, realmente, no han hecho más que copiar lo que otros partidos habían planteado y, lo que es mejor, habían trasladado ya a sus programas electorales de anteriores elecciones, como por ejemplo el PSOE de JL Rodríguez Zapatero. Yo aplaudo 3 de las 2 medidas, que me parecen urgentes y absolutamente necesarias: la Educación Mediática y la creación del Consejo Audiovisual.

La tercera podrá esperar y, además, servirá de poco si ayudamos a crear ciudadanos críticos y que piensen por sí mismos. Vamos, que sean considerados mayores de edad, en pleno uso de sus facultades. Que ya va siendo hora.