Las fijaciones con los blogs

Como siempre, los de Vaya Semanita, dando en el clavo. Esta vez con los blogs.

Anuncios

El síndrome del blog desatendido

Coincido con Leandro Pérez Miguel, cuando dice que padece una afección bastante corriente en la blogosfera: un síndrome del blog desatendido, un SBD, esebedé para los amigos. ¿En qué consiste? En que actualizo el blog menos, mucho menos de lo que me gustaría. Cuando sufro un SBD, por el escritorio del ordenador deambulan varias entradas a medio escribir, que quizá no cuelgue nunca, y por mi cabeza rondan un par de ideas que no acaban de cuajar. Y así pasan los días.
Yo creo que el debate es más profundo. Que yo estoy todo el día colgado del Twitter porque me informa y reconforta. Estoy actualizando varias páginas de Facebook, además de interactuar con él en varios otros sitios… y la importancia del blog, al menos en lo que a la inmediatez de la idea se refiere, ya no se hace presente. El blog queda para la la reflexión sosegada, cosa que muchas veces no es posible, sencillamente porque no tenemos tiempo. ¿O no?