El Debate del Aborto ya no será secundario

El pasado 4 de agosto publiqué esta entrada en mi blog, después de mi asistencia a la Escuela de Verano, en Sevilla, que organizó Podemos y a la que asistieron sus principales dirigentes, con excepción de Pablo Iglesias. Jornada muy productiva, a la que acudí como oyente, porque llegué a entender la dimensión del fenómeno Podemos, la “tormenta perfecta” que empieza a cambiar las reglas del juego. Todos le temen, no por lo que dicen, si no porque se han atrevido a poner en cuestión un sistema político nacido en 1978 que ha supuesto beneficios absolutos y oscuros para muchos y privilegios de casta que hasta ahora parecían inamovibles. A eso tienen miedo, a perder sus privilegios y a enfrentarse a la jartura del personal.

Twitter de PodemosPubliqué la entrada y en El Diario.es me pidieron reproducirla, lo que agradecí desde un principio. A partir de aquí, un intensísimo debate que tiene una conclusión clara para mí, lo que me satisface: haber contribuido a que el tema del Aborto no pase ya desapercibido para ninguna organización política, incluida Podemos.

Lo cierto es que la entrada fue agradecida por muchas personas, a las que les sirvió lo mismo que a mí, para aclarar de alguna manera la dimesión de este fenómeno político. Tuve varias llamadas y participé el tertulias improvisadas, favorecidas por este verano de debate donde todos estamos ya expectantes por los meses que se nos vienen encima, cruciales, diría yo, para la reciente historia de España, pues el Estado nacido en 1978 parece herido grave. Los comentarios en todas partes fueron positivos, siempre desde el punto de vista de la aclaración. Me gustó el argumento del subdirector de El Diario.es para publicar la entrada: un periodista se va y cuenta lo que ve y oye. Simplemente eso. El twitter oficial de Podemos se hizo eco y los comentarios eran siempre correctos y constructivos, levantando debate, que es lo importante. Eso sí, siempre están los que te acusan de haber matado a Manolete y que encuentran siempre el camino de la descalificación, pero con esto tenemos que vivir y no hacerles caso. Quien insulta merece el silencio. En general, en todo caso, ha sido fenomenal ver el torrente de comentarios y el debate posterior. Muy enriquecedor.

Debo decir, y así de claro lo dejé escrito en la entrada, que me sorprendió lo que Carolina Bescansa dijo sobre el aborto y me sorprendió también que nadie pusiera el acento en las primeras horas. Hasta que ocurrió dos días después y se desató la caja de los truenos, porque alguien cayó en la cuenta de que Podemos quería dejar en segundo lugar el tema del Aborto, en favor de otros, para generar el debate que les llevara al objetivo único: el poder. Y están los que insisten en que no dijo eso y los que dicen que yo me lo inventé o mal interpreté sus palabras y los que no entienden esta actitud de Podemos. Después de muchos comentarios en redes sociales, pedí a Podemos que hiciera público el vídeo de Carolina Bescana y así salíamos de dudas, pero, yo al menos, no lo he visto. Lo que sí ocurrió es que Podemos retiró su twitt (si, el de la foto que adjunto) en un fallo de principiante que disculparé porque sus responsables de Redes Sociales estarían de vacaciones.

Me ratifico en el argumento y, como digo, bien está lo que bien acaba. El Aborto ya está en la primera página del discurso de Podemos, gracias al debate generado, entre otros, por diputadas socialistas, que siguen manteniendo esa llama contra el miedo que tienen a esta nueva formación política. Atentos pues a los proximos pasos de todos. Podemos es la “tormenta perfecta”. Cuanto más se le critica, más duros se ponen. Y cuanto más defienden algunos lo indefendible, más se fortalecen ellos. Los ciudadanos están hartos y ahí tienen la espita de su desaliento. Espero que no se la cierren ellos mismos.

 

Anuncios