10 años en Twitter

Cumplo 10 años como usuario de Twitter. Confieso que lo hice dejándome arrastrar por quienes consideraban que había llegado lo definitivo. Entonces estaba en Huelva y le dí una oportunidad. Un año después me convencí que era una excelente manera de estar informado, accediendo desde mi muro a informaciones ofrecidas por fuentes de confianza. Desde entonces, en el autobús, esperando la dentista, desayunando, siempre lo consulta. A veces me guardo el enlace para verlo más tranquilo o directamente lo retuiteo tras leerlo. Cada tuit tiene su afán. Estoy cerca ya de los 7.000 seguidores y eso que no he comprado a ninguno, que conste.

Creo sinceramente que es una excelente herramienta para periodistas, como altavoz y como micrófono; para escuchar y hablar; para comentar con otras personas aspectos diarios de la vida, de los que siempre se aprende. Así que pienso seguir enfrascado en mi twitter. Dentro de 10 años ya hablaremos.

Anuncios

Digital, un debate sesgado

road-sign-63983_640Leo que a los periodistas les importa más en estos momentos su adaptación digital que el problema de empleo en la profesión. Vale, puedo entenderlo, porque están en juego muchos otros puestos de trabajo, aunque mucho me temo que también se incluye en este mismo paquete un desigual interés por la calidad y la ética informativa. El tiempo nos lo dirá.

De momento, lo que ahora se está produciendo es un posicionamiento claro de los medios. De una parte, el director de El País usó a la Redacción como excusa para anticiparnos a todos de que el diario será eminentemente digital muy pronto. Todo el mundo se posicionó claramente, incluidos los periodistas que juegan siempre a ganador y se apuntan al viento que mejor parece soplar. Empiezo a estar un poquito harto de estos perdonavidas que siempre dicen que ellos ya vaticinaron tal o cual cosa.

Este domingo, El Mundo se apuntaba al carro y su director puso el dedo en la llaga, volviendo el debate hacia nosotros mismos diciendo que nos pasamos el día criticando tal o cual cosa y los medios no entramos de lleno en este profundo proceso de transformación a que nos está llevando la tecnología. Buen artículo, incluido su comienzo, un tanto espectacularista.

Finalmente, ABC, vía Luis Enriquez, el consejero delegado de Vocento, intentó poner calma en el debate y dijo que, por ahora, no estaba demostrada la rentabilidad real del modelo digital de los periódicos y que el papel le lleva pero que mucha ventaja. También es verdad. No le falta razón, aunque se vea venir el desastre a medio plazo.

Lo que sí esta claro es que las nuevas generaciones no aspiran a comprar el periódico de papel. Ni siquiera lo hacen los futuros periodistas.

Además, y con esto termino, el debate en España nace sesgado desde el principio, porque los periódicos se siguen mirando al ombligo, cuando la transformación digital es total, empezando por los usuarios y terminando por el negocio de la Comunicación en su conjunto. Así que no es un problemas de los periódicos y sus consejeros delegados. Es un problema de todos los medios y cada cual responde como puede. Las televisiones, por ejemplo, llevan ventaja en esta transformación, a lo que hay que añadir que el público quiere vídeo, vídeo y, en tercer lugar, texto. Si, ventaja. De todo ello volveremos a hablar más adelante.

 

El puente entre dos mundos

2015-10-25 11.20.30Mi buen amigo Manolo Terol, catedrático en la Universidad Pablo de Olavide, me ha regalado su reciente libro “El Neoconstitucionalismo Latinoamericano” editado por Tirant lo Blanch, lo que supone un análisis realista y algo heterodoxo de este concepto. El caso es que en su primera página aparece lo que pueden ver en la foto, un código promocional oculto sobre el que hay que rascar para obtener una copia en digital. Para ello, naturalmente, tienes que registrarte en la web de la editorial y te informan que podrás acceder mediante sus servicios de Nube de Lectura.

Confieso que no conocía este curioso método de enlazar el mundo analógico del papel y el digital y no sé si tendrá éxito o no. Seguramente la solución la han buscado quienes creen en la prioridad del papel, en función de una industria todavía marcada por esta visión física de las cosas. Seguramente, pensará que de esta manera satisface las necesidades de quienes preferimos leer en digital, por muchas razones, entre las que están las económicas.

Tal vez algún día veamos una gran editorial con un gran fondo en digital que te ofrezca la opción, con el mismo precio y mediante rasgadura de promoción, de recibir en casa un ejemplar en papel y alguien lo vea como un intento de subvertir la realidad. Tiempo al tiempo.

El Mercedes Benz de los teléfonos móviles

Los nuevos Gigaset MEHace muchos años que conocí a Siemens y no pude entender por qué, en su día, abandonaron el camino hacia la telefonía móvil. El mundo siguió dando vueltas y su GIGASET se convirtió en el fabricante de teléfonos inalámbricos de referencia (sí, ese que tiene usted en casa desde hace años y difícilmente se avería). El otro día me llamaron y me invitaron a estar en Berlín en la presentación de sus GIGASET ME, la nueva gama de móviles que, señores, son alemanes, como el Mercedes Benz o el BMW.  Acero, duros, recios y con una relación calidad – precio bastante interesante. Son tres modelos, los Gigaset Me, Gigaset Me Pure y Gigaset Me Pro.

349, 469 y 549 euros, son los precios establecidos para cada modelo. Me gusta mucho su capacidad de Dual SIM, pero la segunda se puede convertir en memoria SD. No tiene salida de altavoz. Todo el móvil lo es. Tiene una excelente aplicación de mantenimiento personal, incluida la medición de Rayos UVA. Aquí tienen todas las características de estos dispositivos, que entran de lleno a competir en un mercado saturado, pero donde ellos saben que la fiabilidad tecnológica alemana está presente. Fabrican en China, pero sus controles de calidad son alemanes y es en su fábrica europea donde terminan todo el proceso.

Creo que ya me he decidido por mi nuevo portátil

la foto 3Aquí está mi ordenador actual. Lo compré en 2007 y va muy bien. Siempre ha estado a mi lado, desde aquel día de pleno invierno, cuando nadie hablaba de crisis. Seguirá teniendo un lugar de honor en casa para distintas funciones, pero necesito espacio en mi mesa y, sobre todo, menos ruido de ventilador.

Necesito que el ordenador no se imponga en mi espacio y, por lo tanto, voy a comprarme un portátil. Le he dado muchas vueltas, porque pienso que lo más divertido es precisamente eso, la búsqueda, la elección y la llamada para encargarlo. He visto unos 300 modelos, vía Internet, valorando desde el tamaño al peso y, por supuesto, el precio. Al final, este es el finalista. Varios amigos me lo han recomendado. Además, el servicio técnico está en Sevilla, muy bien cualificado.

Lo tenía muy meditado, pero lo he visto — no es exactamente el mismo, pero casi — en el EBE, nada más llegar, detrás de la zona de acreditaciones. Allí estaban los de ASUS, con su juego de batas y comodidades victorianas. Me lo he pasado bien hablando con ellos y he reforzado mi decisión de apostar por un portátil de 15 pulgadas que me acompañe en mis horas de creación periodística sin imponer su presencia, que sea silencioso y rápido.

la foto 2En fin, esta es mi historia. Sencilla, pero agradable. Me ha costado decidirme, pero ya he optado por una de las mejores relaciones calidad / precio que puede haber actualmente en el mercado. Ahora, a esperar.

la foto 1

Reviviendo un iphone con el botón power roto

uuSí, es posible manejar un iphone o un ipad sin el botón power. De hecho, es el problema principal de estos dispositivos y por aquí mueren la mayoría.

La solución viene incluida  en el propio aparato. Vamos a Ajustes – General – Accesibilidad – Motricidad – y activamos Assistive Touch. Es fácil de manejar y tiene muchas posibilidades. Sobre todo, nos permitirá volver a usar un aparato que, probablemente, acabaría en un cajón, sin el menor uso.

Todo lo que antes podíamos hacer con el botón power se puede hacer ahora a partir del puntito que aparece en nuestra pantalla. Usarlo dará vida a nuestro dispositivo. Y si tienen un iphone o un ipad ya de cierto tiempo, lo mejor es que empieces a usarlo. A mí me está sirviendo mucho.

Telefonía móvil: 10 ideas para sobrevivir a un adolescente

Hay crisis, las compañías de Telefonía Móvil saben que es ahí donde pueden crecer y no perdonan; el vecino de arriba se gasta una pasta en sus dos hijos adolescentes, que parecen hijos de un ministro; el puñetero wassap parece más importante que el comer y, para colmo, los profesores empiezan a reconocer que es mejor aliarse a este fenómeno para que los chicos estudien algo y mejoren su rendimiento. Así que dese por convencido de que es mejor poner la racionalidad y el ahorro en esto de la Telefonía Móvil con respecto a si hijo/a adolescente. Ya crecerán y algún día entenderán que lo hizo por su bien. Es el único consuelo que le queda.

Vamos por partes. Diez consejos que le serán útiles para gastar justo lo necesario es una herramienta que para ellos será un objeto de deseo y para usted algo útil para saber dónde está.

  1. No le sirven las campañas de las empresas de Telefonía Móvil, porque ponen por delante su rendimiento económico a la utilidad y precio de sus tarifas. De modo que convénzase de que es mejor una tarjeta de prepago, con la que tendrá menos disgustos y podrá controlar su consumo. Además, inmediatamente la recarga será objeto de regalo. Ya sabe, el padrino, que le suelte 10 euros cada vez que se vean y que sea para la recarga. El contrato es una esclavitud que sólo funciona en usuarios racionales.
  2. No es verdad que todo tenga que ser Apple. Son dispositivos magníficos, sin duda, pero el sistema Android está marcando la pauta en relación calidad precio. Un ejemplo, el Smart II de Vodafone. 72 Euros, con tarjeta prepago incluida. Excelente regalo.
  3. Utilice sus mismas armas, aunque no sea lo importante. Dígale que el wassap es lo primero y, sobre todo, que la cámara de estos dispositivos es excelente. Dígale también que el Tuenti va estupendo ahí, porque es verdad.
  4. Al contrario de lo que dicen las compañías, su hijo/a podrá seguir con su tarjeta prepago sólo de teléfono, sin datos, y usarla en este tipo de dispositivos, aprovechando el wifi de casa y del millón de sitios que ya lo tienen. Eso sí, llame antes a la compañía y dígales que desactiven los datos de la tarjeta SIM, para evitar que se conecte por accidente y le salga por una pasta. Así de claro. Solución barata que, de verdad, funciona. Viva el wifi.
  5. Anime a ese adolescente tecnológico a que use otros programas que evitarán gastos, como Skype (videoconferencia) incluso con usted mismo o alguno de los chats, como Google Talk, que está mejorando muchísimo en los últimos tiempos. Tenga en cuenta que Android es también un invento de Google y se lleva estupendamente con las cuentas de Gmail, incluidos los contactos.
  6. Siguiendo la ruta del punto 4, si se le acaba el saldo a su hijo/a podrá seguir usando el wifi, con lo que tendrá prácticamente todas las herramientas disponibles. Viva el wifi.
  7. Estos teléfonos para adolescentes vienen con cositas que les gustan a ellos, como carcasas intercambiables de distintos colores. A usted le encanta eso también y lo pondrá como una ventaja añadida, sin dudarlo. Si, sin dudarlo. Y si hay que gastarse un dinerillo en una funda de diseño, pues se gasta. Vaya al chino de enfrente y sonría cuando haya hecho la elección. El fin justifica los medios. Sobre todo, sonría.
  8. Estos teléfonos hacen excelentes vídeos, de modo que busque cualquier excusa para demostrar que es un director de cine en potencia, aunque no se vea nada. Me remito a la parte final del punto 7.
  9. Es verdad que estos teléfonos tienen memoria bajita, pero admiten tarjetas SD o mini SD, con lo que podrá almacenar lo que quiera y le dé la gana. Esta vez puede animar al tito más cercano a que se la regale. Incluso puede tener un par de ellas, para que no haya problema de almacenamiento. No queda mucho para Navidad.
  10. Y finalmente, recuerde que su hijo o hija le miran por el rabillo del ojo a ver si usted cumple lo que les manda a ellos, para luego echárselo en cara en el momento más inoportuno. De modo que, por qué no, compre dos dispositivos y estrénelo con él o ella. Disfrute de ese adolescente que lleva dentro.

Ya sé que esto no es el evangelio para el trato con un adolescente, pero todos somos supervivientes y cada uno aplica lo mejor que puede y sabe. A mí no me está yendo mal con este decálogo, pero puede que usted tenga el suyo propio, de modo que se agradecerán nuevas ideas, para mejorar entre todos. Buenas vacaciones.